, ,

Asume derrotas y fallos, aprende a convertir los problemas en ventajas.

El EGO en el Trading, fue, es y será el peor enemigo del Trader.

Él le hará perder no solo una batalla si no, la guerra.

 

Olvídese de la pantomima de querer ganar en todas las operaciones, olvídese de querer siempre estar en sintonía al 100% con el precio, olvídese en querer cerrar las operaciones siempre positivas. ESO NO EXISTE.  Olvídese, ya que ese esfuerzo inútil le hará depositar sus fuerzas y estudio en cosas que sí están al alcance de nosotros.

A nuestro alcance está el duro trabajo diario por comprender, saber, intuir que podrá hacer el precio y así establecer distintas estrategias para especularlo, a nuestro alcance está en intentar solo reducir el riesgo por operación en cada operación, a nuestro alcance está determinar si ese patrón/escenario tiene una esperanza matemática positiva para poder participar en él y salir victoriosos.

 

Está a nuestro alcance saber que él nunca se va a confundir, “podrá hacerlo infinitas veces” nuestras equivocaciones operativas ante él son limitadas.

 

Intentando aportar experiencia diré que:

  • Si realizo dos operaciones seguidas perdedoras, cierro y me voy. Vete, a las horas examinas las razones de los errores, pero eso a las horas y a poder ser con el mercado cerrado.
  • Si llevas un par de días poco en sintonía con el mercado, reduce tu apalancamiento al 50% o 70%. De seguir no en sintonía perderás menos capital.
  • Muy probable te suceda cuando en TF superiores esté en rangos acumulativos o de distribución.

 

Nunca te saltes la regla del 2% de riesgo por operación, NUNCA. Si lo fijas en 1 o menos de 1%, muchísimo mejor.

 

A todo ello le vendrán numerosas ventajas.

  • Mientras el mercado se mueve “mal” como no te sientes cómodo, perderás mucho menos.
  • De operar y errar reduces el % total de capital perdido por operación por la reducción del apalancamiento.
  • Pasarás menos horas frente a los monitores en entornos no favorables para la operativa, menos estrés.
  • Aprenderás una ventaja estadistica a tu favor, solo medirte en combate cuando sepas cuando luchar y cuando no.
  • Aprenderás a controlar que solo se puede ir a operar cuando tengamos ventajas y a no operar cuando el mercado te domina en precio y psicológicamente.

 

Trabajando esto de manera asidua y sin que te des cuenta, el EGO irá desapareciendo lentamente de tu mente y este te hará trabajar de manera camaleónica ante cualquier situación, la domines o no, te encuentres cómodo o no.

 

Recuerda algo: El cerrar los monitores e irte, no es de cobardes. Es lo más valiente que puedes hacer, esto no lo consiguen el 95% de operadores que he conocido a día de hoy. El ladrón necesita todos los días de suerte de su vida para que no lo encarcelen y un solo día de mala suerte para caer preso. En el Trading sucede algo parecido, si no trabajas a rajatabla todo, necesitarás todos los días de suerte para no quebrar tu cuenta y un solo día de no suerte para salir del negocio.

 

Perderemos cientos de batallas (días) pero procura que sean pocos los efectivos perdidos sabiendo que no tienes todos los condicionantes de tu parte, la guerra es muy larga, no la acortes tú.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *